La seguridad es una necesidad básica y aplicarla efectivamente es crucial para el bienestar de los bienes privados, por lo que se han realizado avances tecnológicos, que han dado cabida a la biometría. Se trata de una tecnología aplicada en una amplia variedad de sistemas de seguridad desde diseños básicos hasta complejos y que es cada vez más utilizada por su alta confiabilidad. En Hogar Latam ofrecemos candados huella digital basados en la biometría.

¿Qué es la biometría y cómo funciona?

La biometría es un sistema de seguridad basado en el reconocimiento del cuerpo humano, que se usa ampliamente en bancos o accesos de empresas con recursos muy valiosos. Si bien en el pasado eran pocos los usuarios de las tecnologías biométricas, actualmente se encuentran en nuestra vida cotidiana y en aplicaciones personales o residenciales. Un ejemplo de ello son los candados huella digital, que además de ser estéticos y sofisticados, son muy confiables y pueden usarse para muchas aplicaciones como asegurar puertas, bicicletas, objetos de valor en exteriores, cajones, enrejados.

Antes de usar el sistema biométrico, es importante la inscripción del usuario. Se trata de un proceso, que reúne una medida, ya sea la huella dactilar, rostro, pupila o cualquier otra y la almacena como plantilla en una base de datos. La plantilla es comparada con la información biométrica del usuario en los usos posteriores del sistema. Cuando se adquiere un candado y se añade la huella digital se lleva a cabo ese proceso de inscripción. Tras la inscripción el sistema puede funcionar en cualquiera de los siguientes modos:

Autenticación

Se trata de una comparación individual de la información biométrica capturada con la plantilla para corroborar que el usuario original solicita el acceso o desbloqueo. Es un proceso muy parecido a iniciar sesión en una red social mediante usuario y contraseña, sin embargo, los datos biométricos son más difíciles de engañar.

Identificación

Se trata de un diseño de uno a mucho para identificar a una persona desconocida. Si el sistema logra la coincidencia dentro de un umbral aceptable de la plantilla guardada y la muestra biométrica, la identificación se vuelve efectiva. Es importante asegurar el almacenamiento y recuperación que el sistema se considere robusta.

Ambos funcionamientos son cada vez más comunes en electrónica de consumo, sistemas de seguridad e incluso puntos de venta. Existen dos factores que impulsan el incremento de su uso por negocios y familias: conveniencia y seguridad. La tecnología biométrica evita la memorización de contraseñas y la pérdida de tokens de seguridad, sin embargo, si resulta comprometida no hay manera de cambiarla a diferencia de las contraseñas. Otras razones por las que es cada vez más utilizada son las siguientes:

  • La información biométrica es universal y está presente en todas las personas.
  • Los robos y falsificaciones son muy complicados en comparación con los métodos de autenticación basados en tokens o contraseñas. La seguridad puede mejorar aún más si se utiliza con otros dispositivos como la cerradura digital.
  • Altamente conveniente y fácil de usar.
  • Las tecnologías biométricas tienen prolongada vida útil, además, los datos biométricos cambian muy poco, lo que asegura una relación durable con los usuarios.
  • No puede transferirse a otras personas, lo que disminuye considerablemente la vulnerabilidad.
  • Las plantillas biométricas requieren poco espacio de almacenamiento.

Los candados de huella digital resuelven problemas de los candados convencionales

Lo dicho hasta aquí les permitirá realizar una compra mejor informada de los candados de huella dactilar, sin embargo, es importante que también conozcan algunas características de este producto que ponemos a su alcance para determinar si es lo que necesitan. Consideramos que sí deberían inclinarse por ellos, ya que solucionan problemas comunes con los candados convencionales.

Un ejemplo es la pérdida o robo de las llaves o haber asegurado algo afuera como una bicicleta y recogerla para percatarse que no encuentran la llave. Tal situación es muy estresante y puede vulnerarlos o hacer que pierdan un objeto valioso. Se trata de una razón por las que cada vez más personas compran candados biométricos.

Si bien los primeros modelos tenían fallas notables, los de nueva generación son muy efectivos debido a las mejoras en tecnología, diseño y calidad de fabricación. Son una opción altamente fiable y versátil, además tienen gran resistencia para evitar intentos de apertura con herramientas especiales, además, incorporan un sensor de huellas digitales y una batería integrada para usarlos con comodidad y rapidez.

Algunos pensarán que son demasiado exclusivos, sin embargo, permiten registrar distintas huellas para que los use toda la familia o gente confiable, además, consumen poca energía, por lo que funcionan autónomamente durante meses e incluso años. Son dispositivos muy atractivos y evita que los usuarios carguen con combinaciones numéricas o llaves para abrirlos, ya que el cuerpo humano es la misma llave.

Los fabricantes los diseñan con cuerpos metálicos e integran generalmente los siguientes componentes:

  • Mecanismo de apertura y cierre. Están constituidos por el cuerpo y arco.
  • Sensor biométrico. Posee un dispositivo sensible al tacto y puede ser alguno de los siguientes tipos: capacitivo, óptico reflexivo u óptico transmisivo. En la mayoría de los candados huella digital se utilizan sensores capacitivos, que están presentes en otros productos como tabletas o teléfonos inteligentes.
  • Conector de carga y LED de estado. Permiten corroborar el funcionamiento del dispositivo. El LED comúnmente parpadea al abrirse el candado o emite luz verde al abrirlo y roja al cerrarlo o haber batería baja.

La batería interna permite que los candados más simples funcionen durante meses, sin embargo, algunos modelos funcionan con Bluetooth, lo que afecta en la durabilidad de las baterías. En tales casos se requieren cargas semanales, lo que es posible mediante un cable USB. Hay diversas razones por las que son cada vez más usados, además de las mencionadas al principio. Las más notables son las siguientes:

  • Son altamente tecnológicos y su resistencia está garantizada, ya que los modelos de marca integran protección IP65 frente a líquidos y sólidos, lo que permite su uso en exteriores.
  • Son más fáciles de usar, además, rápidos y cómodos, ya que no requieren llave. El candado tarda aproximadamente un segundo en abrirse después de colocar la huella dactilar.
  • Permiten el registro de diversas huellas digitales para que sean de uso común o puedan regalarlos a alguna de esas personas cuando ya no los necesiten.
  • La tecnología bluetooth permite registrar las actividades mediante aplicaciones en el móvil, además, configurar su uso.

En Hogar Latam tenemos una amplia variedad de candados de huella dactilar, por ejemplo, el modelo electrónico LK-P30 con un año de batería, resistencia al agua y capacidad de 10 usuarios. Si quieren más detalles sobre este u otros productos de seguridad, como las cámaras IP Perú, comuníquense al (01) 748 2413, (01) 953813972 o completen el formulario disponible en nuestro sitio web.

Autor user

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *